La torre Eiffel​ inicialmente llamada la tour de 300 mètres (torre de 300 metros), es una estructura de hierro pudelado diseñada por los ingenieros Maurice Koechlin y Émile Nouguier, dotada de su aspecto definitivo por el arquitecto Stephen Sauvestre y construida por el ingeniero francés Alexandre Gustave Eiffel y sus colaboradores para la Exposición Universal de 1889 en París.

Situada en el extremo del Campo de Marte a la orilla del río Sena, este monumento parisino, símbolo de Francia y de su capital, es la estructura más alta de la ciudad y el monumento que cobra entrada más visitado del mundo, con 7,1 millones de turistas cada año.​ Con una altura de 300 metros, prolongada más tarde con una antena hasta los 324 metros, la torre Eiffel fue la estructura más elevada del mundo durante 41 años.

Fue construida en dos años, dos meses y cinco días, y en su momento generó cierta controversia entre los artistas de la época, que la veían como un monstruo de hierro. Tras finalizar su función como parte de las Exposiciones Universales de 1889 y 1900, fue utilizada en pruebas del ejército francés con antenas de comunicación,​ y hoy en día sirve, además de atractivo turístico, como emisora de programas radiofónicos y televisivos.

Inicialmente tema de controversia para algunos, la torre Eiffel sirvió como presentación a la Exposición Universal de París de 1889, y ha acogido a más de 250 millones de visitantes desde que fue inaugurada (se prevé que sobrepase los 300 millones de visitantes en 2017). Su tamaño excepcional y su silueta inmediatamente reconocible hicieron de la torre un emblema de París.

Concebida en la imaginación de Maurice Koechlin y Émile Nouguier, jefe de la oficina de estudios y jefe de la oficina de métodos, respectivamente, de la compañía Eiffel & Co, fue pensada para ser el «clavo (centro de atención) de la exposición de 1889 que se celebraría en París», que además conmemoraría el centenario de la Revolución francesa. El primer plano de la torre fue realizado en junio de 1884. Stephen Sauvestre, el arquitecto principal de los proyectos de la empresa, fue el encargado de mejorar su estética.

El 1 de mayo de 1886, el ministro de Comercio e Industria, Édouard Lockroy, partidario entusiasta del proyecto, firmó un decreto que declaraba abierto «un apoyo para la Exposición Universal de 1889». Gustave Eiffel ganó este apoyo económico y firmó un convenio el 8 de enero de 1887 que fijó las modalidades de construcción del edificio.

Construida en dos años, dos meses y cinco días (de 1887 a 1889) por 250 obreros, se inauguró oficialmente el 31 de marzo de 1889.6​ Resistiendo el continuo efecto de la corrosión sobre su estructura metálica, la torre Eiffel no conocerá verdaderamente un éxito masivo y constante hasta los años sesenta, con el desarrollo del turismo internacional. Ahora acoge a más de seis millones de visitantes cada año.

Sus 300 metros de altura le permitieron llevar el título de «la estructura más alta del mundo» hasta la construcción en 1930 del Edificio Chrysler,13​ en Nueva York.

Datos técnicos

Cimientos
Altitud de la base (sobre el nivel del mar): 33,5 metros
Longitud de la divergencia interior entre los dos pilares: 74,24 metros
Longitud de la divergencia exterior entre los dos pilares: 124,9 metros
1.ª planta
Altura de la primera planta sobre la base: 57,63 metros
Altitud de la primera planta sobre el nivel del mar: 91,13 metros
Lado exterior (al nivel de la planta): 70,69 metros
Superficie (al nivel de la planta): 4200 m²
2.ª planta
Altura de la segunda planta sobre la base: 115,73 m
Altitud de la segunda planta sobre el nivel del mar: 149,23 m
Lado exterior (al nivel de la planta): 40,96 m
Superficie (al nivel de la planta): 1650 m²
3.ª planta
Altura de la tercera planta sobre la base: 276,13 m
Altitud de la tercera planta sobre el nivel del mar: 309,63 m
Lado exterior (al nivel de la planta): 18,65 m
Superficie (al nivel de la planta): 350 m²

Alturas totales
Altura total con antena en el año 2000: 324 m
Altura total con antena en el año 1994: 318,7 m
Altura total con antena en el año 1991: 317,96 m
Altura total con antena en el año 1989: 312,27 m
Altura total sin bandera en el año 1889: 300 m

Materiales
El hierro pudelado (hierro forjado) de la Torre Eiffel pesa 7.300 toneladas,​ y la adición de ascensores, tiendas y antenas han llevado el peso total de la construcción hasta aproximadamente las 10.100 toneladas. Como una demostración de la economía del diseño, si las 7.300 toneladas de metal de la estructura fuesen fundidas, se podría llenar la base cuadrada de 125 m de lado con una profundidad de tan solo 6,25 cm considerando que la densidad del metal es de 7,8 toneladas por metro cúbico.​ Además, el prisma de base cuadrada que rodea la torre (324 m x 125 m x 125 m) contendría 6.200 toneladas de aire, con un peso similar al del propio hierro. Dependiendo de la temperatura ambiente, la parte superior de la torre puede alejarse del sol hasta unos 18 cm debido a la dilatación térmica de la parte de la estructura expuesta a los rayos del sol.

Consideraciones sobre el viento
Cuando se construyó la torre, muchos se sorprendieron por su forma atrevida. Eiffel fue acusado de tratar de crear un elemento artístico sin tener en cuenta los principios de la ingeniería. Sin embargo, Eiffel y su equipo -experimentados constructores de puentes- comprendieron la importancia de las fuerzas del viento, y sabían que si iban a construir la estructura más alta del mundo, tenían que estar seguros de que podría soportarlo. En una entrevista con el diario Le Temps publicada el 14 de febrero de 1887, Eiffel dijo:

¿No es cierto que las mismas condiciones que proporcionan resistencia también cumplen con las reglas ocultas de la armonía?… ¿Entonces, cuál fue el principal fenómeno del que preocuparse en el diseño de la Torre? Fue la resistencia al viento. ¡Bien entonces! Sostengo que la curvatura de los cuatro bordes exteriores del monumento, que es como el cálculo matemático dicta que deberían ser… va a dar una gran impresión de fuerza y belleza, por que pondrá de manifiesto a los ojos del observador la audacia del diseño en su conjunto.

Se utilizaron métodos gráficos para determinar la resistencia de la torre y la evidencia empírica para tener en cuenta los efectos del viento, en vez de una formulación matemática. Un examen detallado de la torre revela una configuración básicamente exponencial.32​ Todos los elementos de la torre se sobredimensionaron para garantizar la máxima resistencia a las fuerzas del viento. La mitad superior incluso evita en lo posible los elementos con huecos en celosía.33​ En los años desde que se completó, los ingenieros han propuesto diversas hipótesis matemáticas en un intento de explicar el éxito del diseño. En un análisis realizado en 2004, después de que las cartas enviadas por Eiffel a la Sociedad Francesa de Ingenieros Civiles en 1885 fueron traducidas al inglés, el procedimiento de cálculo utilizado se describe como una ecuación integral no lineal basada en contrarrestar la presión del viento en cualquier punto de la torre con la tensión entre los elementos de construcción en ese punto.

La Torre Eiffel oscila hasta unos 9 centímetros por efecto del viento.

Similar Posts