Características de la entrada

Entrega de tickets inmediata
Entradas en tu smartphone
¿Qué incluye?
  • Tour de 4,5 horas en un bus de lujo
  • Guía profesional en inglés con Blue Badge
  • Entrada a la Catedral de San Pablo y visita guiada
  • Entrada a la Torre de Londres y visita guiada
  • Crucero por el río Támesis
  • Auriculares personales para escuchar al guía en todo momento
  • Wifi gratuita en el bus

No incluye

  • Transporte al hotel
  • Comida y bebida
Instrucciones
  • Muestra el ticket digital al conductor en el punto de salida
  • El embarque empieza a las 12:45, llega a tiempo
Cancelación

Puedes cancelar hasta 24 horas antes del día de tu visita.

Catedral de San Pablo y Torre de Londres

La Catedral de San Pablo es un enorme templo con planta en forma de cruz que presenta una llamativa decoración, sobre todo en los preciosos techos decorados con pinturas al fresco.

La cúpula probablemente el mayor atractivo de la catedral sea su gran cúpula, compuesta por tres galerías circulares. Tras un ascenso de 257 escalones se llega hasta la primera de ellas, la Galería de los Susurros, situada a 30 metros de altura. Se trata de un lugar con una increíble acústica en el que se puede oír hasta el más mínimo sonido producido en el extremo opuesto de la cúpula.

Después de subir 376 escalones más se llega hasta la Galería de Piedra, que ofrece agradables vistas desde el exterior de la cúpula, aunque estas son superadas por las de la Galería Dorada, situada a 85 metros de altura.

Las entrañas de la Catedral de San Pablo se encuentran perforadas formando una gran cripta en la que se conservan algunos fragmentos de los anteriores templos y diferentes monumentos y memoriales, además de los restos de algunos grandes personajes británicos como Nelson, Wellington o Churchill.

 

La Torre de Londres, oficialmente el Palacio Real y Fortaleza de su Majestad, es un castillo histórico situado en la ribera norte del río Támesis en el centro de Londres, Inglaterra. Se encuentra dentro del distrito londinense de Tower Hamlets, separado del límite norte de la ciudad por un espacio abierto conocido como Tower Hill. Se fundó hacia finales de 1066 como parte de la conquista normanda de Inglaterra. La Torre Blanca, que da nombre al castillo entero, fue construido por Guillermo el Conquistador en 1078, convirtiéndose en símbolo de la opresión en Londres por parte de la nueva élite gobernante. Desde al menos 1100, el castillo fue usado como prisión, aunque no era este el propósito primario.

Similar Posts